Lucha vecinal: “No puede ubicarse el salón velatorio” en Azara casi Catamarca

Una medición de agrimensura, realizada por un técnico matriculado, aporta un dato que puede ser crucial en la causa que lleva la Defensoría del Pueblo junto a un grupo de vecinos del microcentro para evitar que se habilite un salón velatorio en Félix de Azara casi Catamarca.

Señala que el local de la funeraria que pretende habilitar la Municipalidad de Posadas, está situado a menos de 300 metros lineales del colegio Roque González y por esa razón, no se puede habilitar.

El agrimensor César Camblong realizó el trabajo basado en la ordenanza II -14, que estipula condiciones de habilitación de los salones velatorios en la capital provincial y que éstos no pueden estar a menor distancia que la antes mencionada.

Camblong tomó en sus mediciones los dos ingresos conocidos del instituto educativo privado y, ya sea la medición desde la puerta del Roque (por calle Colón donde ingresan los niños de la primaria), como la puerta de ingreso y egreso de los chiquitos del nivel inicial (por calle Entre Ríos) no llegan a superar los 300 metros.

La medida recién podría igualar o superar la distancia fijada en la norma a partir de la parcela 15, Catamarca y Buenos Aires.

“Lo que hice fue medir desde las puertas del Colegio Roque González, desde la puerta principal y desde la salida del jardín de infantes, sobre la calle Entre Ríos hasta las calles Félix de Azara y Catamarca.

En ambos ingresos, si es que se intenta habilitar el salón velatorio sobre la calle Félix de Azara no se alcanzan los 300 metros que exige la ordenanza para su ubicación”, dijo el experto a PRIMERA EDICIÓN.

Por su parte, el defensor del Pueblo, Alejandro Cohen explicó: “Un informe elevado la semana pasada, emitido por la Dirección de Urbanismo, firmado por la arquitecta Mabel Bernal, señala que el colegio Roque González se encuentra a 306 metros y 485 metros, respectivamente, según las mediciones desde cada una de sus puertas de ingreso y el salón velatorio”, reseñó el Defensor.

“Ante ese informe se le otorgó al empresario local que impulsa la obra, factibilidad para la habilitación del salón. En principio, con estos resultados se estarían violando estas ordenanzas y la Municipalidad estaría forzando la interpretación. Creo que esto se va a terminar judicializando. Tocará al Tribunal de Faltas dirimir la situación y hasta es posible que llegue a la Justicia ordinaria, los vecinos están dispuestos a ir a todas las instancias”, dijo Cohen.

“Las normativas necesitan proteger a los niños y adolescentes, entonces todas las actividades formativas y educativas, que hace quince años no existían y ahora sí, como por ejemplo todo tipo de academias, lugares donde chicos van a hacer gimnasia o estudiar idiomas. No vamos a permitir que nos avasallen”, insistieron de su parte los vecinos afectados.

Fuente: Primera Edición.